De las recreativas a la revolución francesa

Si de algo podemos estar seguros es de que la evolución tecnológica se mueve rápida y veloz y, aunque en ocasiones podamos experimentar un sudor frío recorriéndonos la espalda cuando vemos alguna película post-apocalíptica donde aparece un futuro no muy lejano devastado por culpa de la tecnología, también es inevitable mirar atrás y sonreír cuando piensas en cómo era el mundo hace 10 años y cómo es ahora. Y, en especial, en cómo se jugaba antes y cómo lo hacemos ahora.

Así como en el cine, hay una tendencia cada vez mayor por parte de algunos estudios de crear el videojuego de un modo cinematográfico, uniendo la historia de los personajes con cinemáticas muy logradas y cada vez más habituales al gameplay lo más rápido posible y sin tiempos de carga enormes para que el ritmo sea fluido. Esto es posible debido a la evolución de las consolas y plataformas cada vez más potentes que nos permiten disfrutar en tiempo real de un motor de videojuego repleto de partículas, humo, iluminaciones realistas, luces volumétricas, físicas complejas, densidad de polígonos, definición de personajes y entornos cada vez mayores, capturas de movimiento de los personajes, sonidos y bandas sonoras con una calidad semejante al cine, etc., que nos permiten adentrarnos en el videojuego y, por lo tanto, en la historia.

Pero no sólo de gráficos vive el jugador, hay muchos tipos de videojuegos que sin tener unos gráficos sorprendentes y realistas nos enganchan y hacen que se nos enfríe la comida, que lleguemos tarde a los sitios e incluso que perdamos la noción del tiempo, al darnos cuenta de que el día y la noche se han vuelto conceptos relativos para ti. Lo más importante es divertirse, ya sea con un Tetris en una Gameboy de hace unos años o manteniendo con vida a Joel y Ellie (The last of us) en una PS4.

Y para disfrutar con un juego de hace un tiempo y uno que aún no ha visto la luz, os traigo un video del mítico Doom, pero esta vez corriendo en un cajero automático, como podéis comprobar en el vídeo. Y, por otro lado, la revolución francesa de Assassin´s Creed Unity según el músico y director, Rob Zombie, con sangre, fuego y guillotinas. ¡Vive la France!

Doom:

Assassin´s creed Unity:

 

Buena partida!!!

 

por  Manuel J. Gallardo

 



Utilizamos cookies de terceros no necesarias para la navegación para elaborar información estadística y analizar tus hábitos de navegación para personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Puedes eliminar las cookies accediendo a la Configuración de Cookies. Puedes obtener más información consultando nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Powered by